Limitaciones psicológicas internas en la captación de fondos

arbol con forma de rostroA menudo los principales obstáculos con los que topamos para lograr objetivos o iniciar nuevos proyectos no proceden del mundo exterior, sino de nuestro propio mundo interno. Estos obstáculos se configuran en forma de creencias limitantes, expectativas de resultados negativas, miedos, vergüenzas…  provocan que, a pesar de tener buenas ideas, nos desaniman o nos proporcionan excusas plausibles para no pasar a la acción.

CREENCIA 1.  NO QUEREMOS SER UNOS PEDIGUEÑOS!

Pobres, miserables, indigente, menesteroso, pordiosero, mendigo, mísero, miserable, infortunado, necesitado, desgraciado, desamparado, humilde, bajo, carente, falto, escaso, corto, exiguo. Con esta valoración, ¿Quién se anima? Es más fuerte en aquellas organizaciones que piden para sí mismos (enfermedades degenerativas o incurables, discapacidades, víctimas de maltrato por ejemplo…). Frente a ello les propongo una reflexión: estamos solicitando recursos para solucionar un problema colectivo, mañana muchos de nosotros/as podemos estar en cualquiera de estos colectivos. Estamos haciendo la importante labor de “transformar dinero privado en un bien público” creando un espacio para ayudar de forma efectiva a quien lo necesite.

CREENCIA 2. ESTAMOS PIDIENDO UN FAVOR!

Ello nos sitúa en una situación inferior: los opulentos que dan frente a los pobrecitos que reciben, y que merecen los “retos o migajas de su mesa”. Así, las acciones de captación de fondos se realizan desde la humillación de estar solicitando una dádiva. Este concepto hace tiempo que se está rompiendo, confrontando esta idea de caridad a otra que tiene que ver con la justicia social. Estamos contribuyendo a la redistribución de la riqueza, trasladándolas a aquellas personas o iniciativas que merecen un trato mejor para que todos tengamos una mínima calidad de vida.

CREENCIA 3. LO QUE OFREZCO NO ES ATRACTIVO!

¿A quien le importa lo que nos sucede? ¿Por qué nadie va a contribuir a mi asociación o fundación? En estos casos siempre nos acordamos de las ballenas, ¿Quién ha visto alguna? ¿Qué necesidad tenemos de las ballenas en nuestra vida? Si nunca hubiesen existido, ¿Quién lo lamentaría realmente? En cambio, Greenpeace consiguió a través de una extraordinaria campaña mundial informar, educar, interesar y comprometer a muchas personas y gobiernos y gracias a su trabajo dejaron de matarse indiscriminadamente que llevaba a las ballenas a una extinción inevitable. Si tienes una causa que merece la pena: será necesario sensibilizar, visibilizar, persuadir… porque en el fondo la clave es preparar una propuesta fundamentada que visibilice las necesidades, facilite la participación y, desde la transparencia,  genere confianza en la ciudadanía .

CREENCIA 4. EL MERCADO ESTÁ MUY TRILLADO!

 Si nos dieran un euro cada vez que hemos oído esto en casi todas las cosas… y al día siguiente encontramos otra iniciativa aún mas innovadora que la anterior. Cuando ya estamos en el “como” captar fondos requiere una cierta estrategia, no se trata de salir a la calle de cualquier forma. Estamos pensando sobre todo en el ámbito de la empresa y el patrocinio, donde muchas organizaciones ni lo intentan. Determina bien los donantes potenciales, realiza actividades desde la cercanía del territorio y, como decimos, debemos tener en cuenta que ofrecemos un intercambio dando la oportunidad a personas que quieren contribuir desde sus valores y que refuerza su imagen personal y como empresa asumiendo su responsabilidad social.

CREENCIA 5. NO NOS VA A DAR LO QUE PEDIMOS!

Así pues, para quedarnos a medias porque realmente lo que necesitamos es mucho y no vamos a llegar, ¿para qué intentarlo? Demuestra y justifica la rentabilidad de la inversión. Cuantifica. Establece metas intermedias, es posible que con las tres, cinco o diez primeras iniciativas no se hayan conseguido los fondos, bien, nos quedan otras tantas que realizar. Seamos pacientes y constantes, se trata de una carrera de fondo, implicando a personas, empresas, instituciones en nuestros colectivos y proyectos, de forma que se cree un lazo sostenible a medio y largo plazo

Se trata en definitiva de romper con las creencias que nos limitan, generar nuevas oportunidades y atreverse. Este es el reto de personas que lideran y de las organizaciones que trabajan por mejorar el mundo en que vivimos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Liderazgo e Innovación y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s